shutterstock_295217774

10 consejos prácticos que deberías tener en cuenta antes de cambiar tu web

In Marketing online & Social Media by Aureli VázquezLeave a Comment

La web de tu empresa ha quedado obsoleta y ya es hora de cambiarla. Hasta aquí, todo perfecto. Ahora bien, ¿qué supone dar este paso? ¿Cuál es el momento oportuno para hacerlo? ¿Con qué recursos debo contar? En Bcnpress hemos ayudado a decenas de compañías de diferentes tamaños –y presupuestos– a hacer ese cambio. Fruto de nuestra experiencia, en este artículo compartimos algunas de nuestras conclusiones y recomendaciones.

  1. Escoger el mejor momento. Es verdad que a veces parece que nunca llegue el momento idóneo… pero es que a veces, realmente, no lo es. Por ejemplo, no tiene mucho sentido hacer un cambio de web cuando estamos a punto de replantear toda nuestra estrategia comercial. Se supone que una web es el reflejo público y simplificado de lo que somos, así que es mejor aclarar primero este punto.
  2. Plantéate los objetivos: de poco sirve tener una web estéticamente atractiva si no transmite nuestros valores, o si no está alineada con los objetivos de la empresa. ¿Qué queremos conseguir con la nueva web? Normalmente hay 3 grandes objetivos: vender –directamente a través de la web–, ganar prestigio –con una web especialmente estética y bien planteada– o intercomunicar personas –por ejemplo, tiendas franquiciadas–. Debemos preguntarnos qué queremos conseguir exactamente con nuestra nueva web y actuar en consecuencia.
  3. Sé realista con tu tiempo. Plantearse un proyecto de web faraónica no servirá de mucho si no disponemos del tiempo para ejecutarlo. La mayoría de empresas que recurren a nosotros, lo hacen con un proyecto inacabado que no fueron capaces de culminar por falta de tiempo, recursos o conocimientos. A todas ellas les hubiera resultado mucho más rentable haber externalizado el proyecto desde el principio. De esta manera, en tres meses puedes tener una excelente web con todas las garantías.
  4. Sé concreto. En Bcnpress nos gusta preguntar a nuestros clientes cómo les gustaría que fuera su web, y les pedimos que nos concreten dos o tres webs que les hayan gustado. Lógicamente, esto no significa que su web acabe siendo como ésta –a menudo no es así–. Pero a la mayoría les sirve para identificar los elementos que les han resultado atractivos de esas otras webs.
  5. Nunca pierdas el control de la web. Da igual que tu agencia te inspire mucha confianza: debes tener siempre el control sobre tu web, porque es tuya, y no del proveedor. Esto significa que debes tener las claves de acceso, por supuesto. Pero, sobre todo, significa que debes exigir un conocimiento preciso de su funcionamiento. Una vez esté en marcha, no puedes permitirte llamar a tu proveedor cada vez que necesites cambiar un texto o una imagen.
  6. Limita tu inversión. Sí, te lo decimos nosotros, que nos dedicamos a esto: no es buena idea comprometer todo el presupuesto de marketing por una web que necesitarás cambiar dentro de cuatro o cinco años. Si algo nos ha enseñado la historia reciente de la comunicación es que las cosas cambian con rapidez. No sabemos cómo serán las webs dentro de cinco años –de hecho, ni siquiera sabemos si seguirán existiendo como tales–, pero sí sabemos que serán diferentes.
  7. Dale valor estratégico a tu web. Es tu carta de presentación, lo primero que van a mirar tus clientes cuando les llames o cuando te busquen por Internet. Así que aprovéchala como una herramienta de comunicación indudablemente útil, actualizándola tanto como puedas.
  8. Participa del proceso de construcción. No esperes a que te entreguen la web como quien recibe un regalo inesperado: participa en la construcción, pide a tu agencia o equipo de colaboradores que te presenten un proyecto argumentado, y exige reuniones de seguimiento para no perder detalle. Evitarás la famosa frustración de ‘nos hubiera gustado plantearlo de otra forma, pero…’
  9. Incluye un blog. Cualquier profesional mínimamente iniciado en el marketing online sabe que actualizar contenidos es básico para el SEO, es decir, para que nos encuentre fácilmente en los buscadores. Además, este blog se convertirá en una útil herramienta de comunicación interna y externa.
  10. Asegúrate de que es responsive. Una parte importante de las visitas se hacen desde dispositivos móviles como tablets o smartphones. Es importante que todas estas visitas puedan visualizar correctamente tu web.
Aureli Vázquez10 consejos prácticos que deberías tener en cuenta antes de cambiar tu web

Leave a Comment