Buenas noticias para el periodismo

In Estrategias, Prensa & PR by Aureli VázquezLeave a Comment

Sí, sí: he escrito ‘buenas noticias’ y ‘periodismo’ en la misma frase. Estoy convencido de ello. Y en este breve artículo trataré de explicarlos por qué. El gran problema del periodismo hasta la fecha ha sido, y es, la crisis de un modelo caduco que busca reinventarse. Pero, finalmente, los editores de prensa se han dado cuenta de que no tiene sentido regalar en Internet la misma información que venden en papel. Algunos se han puesto manos a la obra y han creado plataformas de distribución online exclusivas para suscriptores.

También se han dado cuenta del poder de las redes sociales. Pedro J. Ramírez (El Mundo) vive su día a día enganchado literalmente a twitter. Francisco Marhuenda (La Razón) ofrece cada noche sus portadas y fue trending topic la noche de las elecciones vascas y gallegas -y no precisamente gracias a sus lectores más fieles-. Toni Soler, uno de los fundadores del diario Ara, twitea y retwitea sin temor a mostrar en cada momento sus opiniones personales sobre cada tema. Podríamos continuar con decenas o centenares de ejemplos. No es ninguna tontería: los responsables de la prensa han bajado a la arena y comparten impresiones de tú a tú con sus lectores. Absolutamente impensable hace tan sólo diez años.

Por si fuera poco, los grandes magnates se han remangado la camisa y han empezado a poner orden en el disparate de la tala indiscriminada de árboles. ¿Por qué seguir luchando contra la demanda creciente de contenidos online? Con la inestimable colaboración de Apple y sus iPads, la prensa ha encontrado el aliado perfecto para dejar de imprimir. O para hacerlo sólo los fines de semana. Algunas revistas de calidad, con historias casi centenarias, han dejado de editarse en papel. Y las que quedan. Se habla cada vez más de publicaciones que aparecerán impresas sólo el domingo. Razonable, ¿no?

Bien, me diréis. Y si se imprime menos, y las publicaciones hacen EREs y pasan del papel al digital porque no tienen dinero,  ¿cuál es entonces la buena noticia? La respuesta es muy sencilla: el ‘nuevo modelo’ que estábamos esperando ya está aquí. Es cuestión de unos pocos años que acabe de definirse.  Los despidos, las dudas, la frustración que todo ese cambio está produciendo son consecuencias habituales en cualquier cambio profundo.

Crear contenido… crear valor

Fijaos: la inversión publicitaria en medios digitales supera a la de medios impresos. Paralelamente, las agencias de publicidad de toda la vida buscan a toda máquina reconvertirse en productoras de contenidos. ¿Por qué? Pues porque se han dado cuenta de que el consumidor ya se ha cansado de eslógans, spots y mensajes publicitarios sin más. Ahora exigen más. “No me digas que compre tu producto; cuéntame una historia que me convenza y que, sobre todo, me aporte algo”.

Es fácil imaginar a quién corresponde la creación de estos contenidos: a los que saben hacerlo, es decir, los periodistas. ¿Quieres vender vuelos al Caribe? Bien, pues no me hables de tus aviones, sino de lo que voy a encontrar en el Caribe. ¿Quieres vender una bebida energética? Perfecto, crea una web con consejos para entrenar.

El ejército de periodistas que ahora están en paro, y también los que no, van a tener mucho trabajo en los próximos años. Su profesión, por cierto, va a cambiar. No se trata de estar al servicio de las marcas, porque esas mismas marcas necesitarán contenidos de calidad. La lucha por el rigor y la independencia continuará, exactamente igual que ahora. Pero esa es otra historia…

Aureli VázquezBuenas noticias para el periodismo

Leave a Comment