CHCH_NAFR_END

Chupa Chupa Chups, o cómo devolver un gran producto a una gran marca

In Estrategias by DircomNewsLeave a Comment

Por Natalia Pastor, periodista y asesora en Comunicación.

En ocasiones, el bagaje histórico de una marca la hace trascender en el tiempo y en el recuerdo, por encima incluso del consumo de sus productos o de su consumidor. Pocas veces ocurre y cuando pasa, la fórmula permanece desconocida. Porque de eso trata el éxito o la magia del éxito. Es la historia del palo con caramelo de sabor que revolucionó hace más de 50 años el mundo de las chucherías. ¿Pero qué pasa cuando un producto, por su bagaje y solera, se ‘distancia’ de su vocación original, la de apetitoso caramelo con palo, por ‘la magia’ de una marca emblemática? A veces vintage, a veces pop, lo cierto es que de un tiempo a esta parte Chupa Chups ha sido más visible en cascos de moto y en camisetas que en las manos y bocas de los niños.

Bajo esta premisa, el equipo de La Fábrica de Sombreros (LFDS) planteó un proceso estratégico que debía servir de hilo de Ariadna entre Chupa Chups y los consumidores. Los de ‘verdad’. Algo que les recordara el origen, el producto, a niños y adolescentes que hablan y se comunican de manera muy diferente a la de los nacidos en los años 70 y 80.

Desde LFDS se han permitido el lujo de recordar a la audiencia qué es un Chupa Chups y por qué está tan bueno. Presentar su forma, color y textura en primerísimo primer plano. El producto, al fin y al cabo, ha cambiado poco. Pero el foco de Chupa Chups se había alejado del caramelo en sí y el recuerdo rezumaba demasiada nostalgia. Es la primera vez que presentamos el producto como una verdadera exquisitez. Un caramelo irresistible capaz de reconectar con sus consumidores. Los de ‘ahora’.

LFDS se ha centrado en un concepto capaz de ganarse el favor y la visibilidad entre de los niños sin doblez: la apetitosidad, y lo hace hablando su idioma de forma desenfadada con rimas pegadizas llenas de humor y guiños al lenguaje que puebla las redes sociales (“ola k ase?”), más propio de pequeños que de mayores. No en vano, la campaña es para ellos, para los más jóvenes. En total, 6 insinuantes imágenes para 6 sabores distintos envueltos en frases que pretenden ser recordadas fácilmente mediante gritos que se pueden corear en grupo. Todo ello firmado con una sencilla promesa de satisfacción: “chupa Chupa Chups”

 

DircomNewsChupa Chupa Chups, o cómo devolver un gran producto a una gran marca

Leave a Comment