shutterstock_279737444(1)

Comunicar resultados negativos: un ejercicio de honestidad

In Prensa & PR by DircomNewsLeave a Comment

Por Elena Martínez, periodista.

A todos nos gusta que los demás conozcan nuestra buenas noticias, no nos importa compartirlas. Sin embargo, cuando las noticias no son tan buenas preferimos guardarlas para nosotros mismos o decidimos compartirlas solamente con un grupo muy reducido de personas. Del mismo modo en que actuamos así en nuestra vida personal, lo hacemos también muchas veces en nuestra faceta profesional. ¿Qué ocurre, por ejemplo, cuando una empresa cierra un ejercicio económico con pérdidas? ¿Estamos dispuestos a compartir esta información con los demás? ¿Queremos que nuestros clientes se enteren a través de los medios de comunicación de que este año no nos ha ido tan bien como el anterior?

Pongamos por caso una compañía que en 2014 tuvo una facturación de 10 millones de euros y creció con respecto a 2013. Esa empresa decidió comunicar su crecimiento y sus buenos resultados a los medios de comunicación, que se hicieron eco de la noticia en la sección de ‘Economía’. Incluso hubo periodistas que llamaron a su agencia de comunicación para concertar una entrevista con el director general y ampliar la información. Bueno, parece que en este caso no hubo dudas y la compañía se mostró orgullosa de compartir sus buenas noticias con sus clientes.

Ahora bien, esa misma compañía (que siguió teniendo un gabinete de prensa y comunicando diferentes noticias a lo largo del año) facturó 8 millones de euros en 2014 (es decir, 2 millones de euros menos que en 2013) y, por tanto, no registró crecimiento alguno con respecto al ejercicio anterior, sino al contrario (¡horror!), retrocedió casi un 10%…

Nos trasladamos ahora a principios de 2015. La compañía se reúne con su agencia para empezar a diseñar el plan de comunicación del año y le informa de los resultados económicos negativos de 2014. Obviamente, ahora el director general ya no sabe si quiere compartir las ‘malas’ noticias con sus clientes. Y en ese instante llega la gran pregunta: ‘¿Es bueno para la imagen de mi empresa comunicar los malos resultados?’.

En realidad, no es nada extraño ni mucho menos un hecho aislado que una empresa no crezca de un año a otro; y más si tenemos en cuenta la situación económica actual. No hemos de tener miedo a comunicar las ‘malas’ noticias, y esto es lo que debemos transmitir a nuestro cliente. En bcnpress creemos que comunicar los resultados negativos es un ejercicio de transparencia por parte de la empresa en cuestión. De hecho, si intentamos ‘tapar’ o ‘disimular’ esos resultados los periodistas pueden encontrar la información que no les queremos facilitar a través de diferentes fuentes. Por ejemplo, pueden saber qué cantidad facturó nuestro cliente poniendo el nombre de la empresa en Google (donde habrán quedado registradas las diferentes apariciones en medios que tuvo la compañía el año anterior), o simplemente buscar los datos en el registro mercantil.

Comunicar los resultados negativos, al igual que los positivos, no va a perjudicar a la imagen que desde el exterior se pueda tener de una empresa. No quiere decir que la empresa sea peor ni, por descontado, que vaya a cerrar. Significa que la empresa está viva y que continúa con su actividad: investigando, innovando, invirtiendo en el desarrollo de nuevos productos, luchando por ofrecer un mejor servicio… Y eso es lo que, por supuesto, también continuaremos comunicando.

 

DircomNewsComunicar resultados negativos: un ejercicio de honestidad

Leave a Comment