shutterstock_218622694

El Social Business en España, una herramienta prometedora pero incipiente

In Firmas invitadas, Marketing online & Social Media by DircomNews2 Comments

Por Amanda Ramon Torres, ejecutiva de cuentas de bcnpress.

El uso de las redes sociales y otras herramientas Web 2.0 para fines corporativos es relativamente reciente en España. Aunque nueve de cada diez empresas cuenta ya con perfiles en los social media, la inversión en estas herramientas digitales y la explotación de sus posibilidades en comunicación interna todavía son muy limitadas. Estas son las principales conclusiones del I Estudio Sobre Social Business en España, elaborado por las consultoras Best Relations y Grupo Fonta.

Aunque, de acuerdo con el informe, las redes sociales están “plenamente integradas” en sus estrategias de comunicación, las empresas no las utilizan para generar negocio. En esta línea, solo la mitad de los directivos de comunicación encuestados están familiarizados con el concepto Social Business, que define a aquellas compañías que cuentan con estrategias y tecnologías para producir beneficios a través de las redes sociales.

Es más, el 35% de las firmas no ha integrado todavía los medios sociales en su plan de comunicación, mientras que la inversión publicitaria en los canales digitales no alcanza, en la mitad de los casos, los 30.000 euros y solo un 40% de las compañías analizan la rentabilidad de estos medios. Estas cifras chocan con el hecho de que el 90% de las empresas considere que pueden ser productoras de contenido informativo.

Aun así, las empresas que ya apuestan por la Web 2.0 a nivel de comunicación, lo hacen con estrategias y objetivos a medio y largo plazo. Twitter (83,69%), Facebook (79,43%) y LinkedIn (78,72%) son las redes preferidas por estas firmas, seguidas por Youtube y Google +, con menos influencia. Por otro lado, un 60% de las empresas tiene uno o más blogs corporativos, pero afirman preferir las redes sociales a la hora de conectar con sus targets, mientras que las bitácoras van más allá y sirven para la fidelización del cliente.

Los medios sociales están al servicio de objetivos fundamentales de comunicación externa como la mejora de la reputación y el posicionamiento, incluyendo el incremento del engagement o la publicación de información sobre la actividad de la empresa, entre otros. Ahora bien, el estudio destaca que solo dos de cada diez firmas tienen en cuenta los datos de los perfiles o la actividad de sus clientes (comentarios o sugerencias) en las redes sociales, a pesar de la creciente relevancia que están tomando estas herramientas a nivel comercial.

En cuanto al uso de los medios sociales en la comunicación interna, el informe concluye que todavía es “minoritario” y “muy matizado”, pues solo un 32,21% de las firmas encuestadas afirma utilizar estas herramientas para la formación de sus empleados. Además, un 37,32% de directivos cree que sus empleados no siguen la actividad de la empresa a través de los social media, datos que confirman la preferencia por comunicarse con los públicos a través de los canales digitales antes que con los propios trabajadores.

En cambio, los principales objetivos internos son los relacionados con la cultura corporativa de la organización, como reforzar el sentimiento de pertinencia, facilitar el acceso a información sobre la propia firma o fomentar la cohesión de los empleados.

En cuanto a aplicaciones móviles, el estudio concluye que alrededor del 50% de las compañías afirman haber desarrollado alguna acción de marketing para este canal, pero solo un 20% ha decidido invertir en él y en cualquier caso, con presupuestos inferiores a los 5.000 euros.

En conclusión, el Social Business en España parece situarse como una herramienta en desarrollo, que las empresas valoran pero a la cual no sacan todo el rendimiento que podría ofrecerles. El reto se mantiene en cuestiones como la inversión en los medios sociales o su aplicación en comunicación interna, así como el análisis de la actividad de los clientes en la Web 2.0.

 

 

DircomNewsEl Social Business en España, una herramienta prometedora pero incipiente

Comments

Leave a Comment