elpais.com

La ‘crisis catalana’ certifica el futuro incierto de la prensa en papel

In Prensa & PR by DircomNewsLeave a Comment

Por Aureli Vázquez, periodista. Socio en Bcnpress.

La escena es más o menos la de siempre: sales de casa temprano, te paras a tomar un café camino del trabajo y te topas con un diario del día. Y te das cuenta de que no te interesa. Porque todo lo que cuenta ya lo sabes. Porque ya no es nuevo. De hecho, está desfasado. Y así cada día. La actualidad del ‘procés’ nos lo ha demostrado con creces, como ya hicieron los atentados de París o Barcelona. Sencillamente, si quieres saber algo nuevo, debes ir a la versión digital de un diario. O echar un vistazo a twitter, que a menudo acaba también en los digitales.

Hace unos años nos preguntábamos con preocupación cuál sería el futuro de la prensa en papel. Hoy ya lo sabemos: la prensa escrita languidece, sobreviviendo con admirable resistencia como un escorpión acorralado ante el fuego, que no se decide aún a a recibir el aguijonazo letal. Basta con echar un vistazo a la última oleada del EGM. En 2008, el 42,1% leía a diario la prensa. Hoy, el porcentaje se ha precipitado hasta el 24,8% (y bajando). La lectura de revistas impresas era del 53%; hoy es un 33%. Los suplementos, más de lo mismo: del 22% al 9%. ¿Hace falta más pruebas? Sigamos. La penetración de Internet en 2008 era del 29,9%. Hoy, del 74,4%.

Y aún más datos: veamos lo que ha pasado con las principales cabeceras. El País, que en 2008 tenía 2,2 millones de lectores, tiene ahora exactamente la mitad: 1,1 millones. Ídem para El Mundo: de 1,3 millones a 672.000 (oh, casualidad, también es la mitad). La Vanguardia tenía 709.000 lectores, por los 549.000 actuales (un 23% menos). La siutuación no es nueva, por supuesto. Vale la pena leer este documentado post de Enrique Bellido fechado en diciembre de 2015.

Como en la célebre Crónica de una muerte anunciada de García-Márquez, la prensa impresa ya sabe que va a morir. Ahora sólo se trata de saber cuándo ocurrirá.

Bien, ¿y qué pasa con las audiencias digitales? Pues justamente lo contrario: que se han disparado. Según Comscore, Elpais.com cuenta con 19,1 millones de usuarios únicos. Elmundo.es acumula 18,4 millones. Lavanguardia.com, 14 millones (por cierto, 4 millones más que en 2016). El caso del digital de Godó es especialmente significativo, porque tras los atentados de agosto logró su mejor registro y superó los 15 millones (15,1).

Los datos evidencian aquello que las opiniones se niegan a certificar: que la prensa escrita agoniza. Y que, desde luego, el futuro no pasa por el papel.

¿Mantendrán las grandes cabeceras su edición en papel contra viento y marea? Seguramente, porque forma parte de su estrategia de marca. Pero no se asentarán sobre una base sólida (cada vez hay menos quioscos, menos distribuidores sólidos, menos puntos de distribución en general). Como en la célebre Crónica de una muerte anunciada de García-Márquez, la prensa impresa ya sabe que va a morir. Ahora sólo se trata de saber cuándo ocurrirá.

 

DircomNewsLa ‘crisis catalana’ certifica el futuro incierto de la prensa en papel

Leave a Comment