La ensalada social

In Estrategias, Firmas invitadas, Marketing online & Social Media by Aureli VázquezLeave a Comment

Por David Soler Freixas
Socio y Director de Mk de 2shareworld
david.soler@2shareworl.com
@dsoler

Hay muchas cosas que definen Internet pero una de las que más es la cantidad de plataformas y herramientas que existen por la red. Y lo peor de todo es que cada día sale una nueva. La paradoja es que, casi siempre, todo el mundo acaba comunicando en las mismas aunque otras sean más adecuadas para tu estrategia online. Y el resultado final es el stress de los profesionales que manejan la comunicación online y el, a menudo, bajo nivel de rendimiento de las propias acciones.

El problema, básicamente, se encuentra en que por un lado los clientes buscan “soluciones rápidas” en un medio que, justamente, no ofrece soluciones sino que establece relaciones a largo plazo y por el otro en que los profesionales del marketing y la comunicación acabamos sucumbiendo a la necesidad del momento del cliente, queremos que se quede contento pero perdemos de vista nuestro valor y trabajo principal: darle la solución que necesita para su problema, no la que él cree que necesita.

Llegados a este punto toca decir que las cosas se empiezan por la base, por lo inputs y no por los outputs. La estrategia precede a la táctica, igual que la investigación está antes que la estrategia. No hay atajos. No hay soluciones globales ni paquetes ni estandarización. O, por lo menos, no la hay en la gran mayoría de casos y, seguro, que para muchas empresas y profesionales hay alternativas más interesantes que las de siempre. Porque empecemos por el principio: esto es un medio nuevo que requiere estrategias nuevas. No valen las soluciones de siempre trasladadas a los medios sociales.

Así que cuando una empresa se plantea introducirse en el mundo del marketing o la comunicación online a través de medios sociales lo primero que tiene que preguntarse es ¿Para qué? Con qué objetivo. Si no tiene objetivos luego será imposible establecer variables para determinar si se está haciendo bien (KPI’s) para medir resultados y para, lo más importante, corregir posibles errores.

Lo siguiente es investigar. Esta es una parte que casi todo el mundo quiere saltarse pero que es indispensable. Hay que saber que hace nuestra competencia, aprender de las buenas prácticas. Internet es abierto del todo, así que solo observando podemos saber que funciona y que no. Y tenemos que conocer muy bien quienes son nuestros clientes y qué hacen. Que les motiva, que buscan, donde lo buscan, etc. porque de ese modo seremos capaces de dos cosas cruciales en nuestra estrategia: definir donde estar y con qué.

Cuando sabes por qué estás, que hacen y donde están tus clientes y has aprendido de tu competencia es mucho más fácil establecer una estrategia. Será el momento de definir de qué manera vamos a alcanzar los objetivos que nos propusimos al principio. Que contenidos son los que debemos compartir en nuestros espacios sociales, que tono emplearemos, qué cadencia, etc.

Esto de los medios sociales se toma como un juego porque las herramientas son “gratuitas” y eso provoca una percepción errónea del medio. Esto es tan serio y tiene tantas consecuencias, buenas y malas, como cualquier otro tipo de comunicación que mantengas con tus clientes. Y en este caso es una comunicación que tiene más que ver con las relaciones públicas que con el marketing y la publicidad de siempre.

¿Has hecho alguna acción de comunicación sin pensar bien antes lo que más te convenía?

Aureli VázquezLa ensalada social

Leave a Comment