shutterstock_288084335(2)

PIGS, BRICS… y otros namings peligrosos

In Estrategias, Firmas invitadas by DircomNewsLeave a Comment

Por Joan Ramon Molero, Director de Comunicación de EUSS.

De todos es conocido que pigs son los cerdos en inglés, y que brics es la forma coloquial para denominar el envase de un líquido con forma de ladrillo. Pero cuando estos dos nombres están en mayúsculas, ya no se refieren al sector agroalimentario, sino a términos macroeconómicos. Uno con tono peyorativo y despectivo, y el otro con cierto criterio constructivista y regenerador.

Cuando veamos escrito PIGS, en letras mayúsculas, estamos hablando de un conjunto de cuatro países de la Unión Europea y representan un acrónimo. El grupo de países al que hace referencia esta formado por Portugal, Irlanda, Grecia y España (Spain, en el último caso).

En cambio, hacer referencia a los BRICS tiene un punto esperanzador. Es el acrónimo con el que se conocen a un grupo, también selecto, de potencias económicas emergentes. Estos países son Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Para hacerlo más idílico, éstos empezaron en singular como BRIC y no fue hasta el 2011 que se incorporó Sudáfrica cuando pluralizaron su acrónimo. También se les denomina G5, y hay muchas ilusiones puestas en que sus economías empujen y ayuden a la economía mundial. El ejemplos más claros de esto es que los últimos juegos olímpicos y mundiales han tenido o tendrán la sede en algunos de estos países.

Pero también podemos encontrarnos ejemplos de naming en sentido contrario, es decir, del hombre hacia el animal, y un ejemplo reciente seria el PassPork. El propósito de este proyecto europeo es desarrollar un dispositivo para la identificación de determinados patógenos clave en la carne de cerdo, permitiendo la detección rápida y exacta de los patógenos clave en la industria y poder tomar de inmediato las medidas correctivas apropiadas, reduciendo significativamente el riesgo de contaminación cruzada y la posibilidad de que los patógenos entren en la cadena alimentaria. Con este sistema de identificación se pretende aumentar la seguridad en la trazabilidad de esta especie y los derivados de su carne con los que muchos humanos nos alimentamos.

Pero también hay culturas que rechazan la carne de este animal por considerarlo un animal sucio e impuro, adjetivos que también utilizan para referirse ellos a otras culturas occidentales, y todo podría acabar en un terrible malentendido diplomático internacional cuando alguien de cultura occidental visite una de estas culturas y en la frontera le pidan la documentación con un “Give me your passpork, please”.

DircomNewsPIGS, BRICS… y otros namings peligrosos

Leave a Comment