shutterstock_35115940

¿Quo vadis, prensa escrita?

In Marketing online & Social Media, Prensa & PR by Aureli VázquezLeave a Comment

¿Cuánto hace que tú, lector de este blog digital, no te detienes en un quiosco o librería a comprar un diario impreso? Probablemente, mucho. Tal vez seas, eso sí, de los que no pierden ocasión de echar un vistazo a los titulares mientras toman un café (cada vez más escasos también, ya que la competencia del móvil y la tablet es feroz). Es una tendencia largamente confirmada, que de momento no consigue frenar su caída en picado. Sencillamente, la prensa escrita ya no nos seduce. No, al menos, lo suficiente como para comprarla.

Los datos no dejan lugar a dudas: el grado de penetración de la prensa diaria no ha dejado de restar en la última década (podéis ver los datos en la web del EGM). En 2008 era del 42,1%, tasa muy similar a la de 2005. Desde entonces, el descenso ha sido drástico, y actualmente se sitúa en un modesto 28,5%. Dicho de otra forma: el 71,5% de la población española no lee diarios impresos. Igual de contundente ha sido el batacazo de los suplementos, que ha pasado del 28% al 11% en el mismo periodo. Y si en términos de penetración los datos son dolorosos, qué decir de las ventas. Según datos del OJD, entre 2008 y 2015 los diarios El Mundo, El País, ABC y La Razón han perdido la mitad de su difusión.

La penetración de la prensa escrita ha caído en picado (fuente: EGM).

La penetración de la prensa escrita ha caído en picado (fuente: EGM).

Las razones, conocidas y debatidas de mil maneras, resuenan como un mantra: crisis económica y crisis de modelo. Todo junto, un cóctel explosivo. Los profesionales de la comunicación lo decimos sin pensar en que otros muchos sectores se han sometido a esas dos mismas crisis, aunque (algunos de ellos) han tenido el acierto de reinventarse. ¿Acaso no han pasado o pasan por ese mismo vía crucis las agencias de viaje, el sector del taxi, el textil, el editorial o el incluso el retail?

La pregunta que ahora tenemos sobre la mesa es quizá más preocupante ¿y ahora qué? ¿Qué le espera a la prensa escrita? Ya hace años que Internet superó a la prensa como soporte publicitario. Y más importante aún: nuestros hábitos como lectores han cambiado. Conozco -como vosotros- a decenas de periodistas que raramente compran el diario. En realidad, sí lo leen. Pero lo hacen de una forma diferente; ahora son ellos, los diarios, los que nos vienen a buscar a través de twitter, facebook o el buscador de turno. En mi opinión el cambio es tremendamente importante, porque eso significa que el éxito se cuenta por ‘impresiones’ o ‘usuarios únicos’, y para conseguirlos, hay que llamar su atención en las redes sociales. Eso explica que nos vengan a ‘buscar’ con historias inverosímiles, titulares aberrantes, fotografías sensacionalistas y otras artimañas más o menos lógicas, y más o menos éticas.

Así que, poco a poco, los diarios dejan de ser medios informativos y evolucionan hacia ‘contenedores de mensajes llamativos’. Hace unos días, un periodista de prensa diaria me comentaba que en su medio ganan popularidad los decálogos ingeniosos, los cotilleos, los titulares amarillistas… Todo vale para atraer nuestra atención en las redes sociales. Porque ahora, a diferencia de hace 15 años, esa atención se puede medir. Y nosotros, nuestra atención, es una valiosa mercancía que se paga caro. Ahí está la auténtica batalla, y no en la calidad.

Personalmente, creo que es una gran oportunidad para pequeños medios que sí apuestan por ofrecer nuevos puntos de vista, por trabajar a conciencia los contenidos con informaciones fiables, interesantes, relevantes, rigurosos. Su reto es ni más ni menos que atraer por la calidad de los contenidos, y no sólo por el volumen de usuarios.

 

 

Aureli Vázquez¿Quo vadis, prensa escrita?

Leave a Comment